Selección de idioma

La “piratería” de libros, como pasó antes con la música o el software.

6 agosto, 2014 a las 11:00/ por
5052936803_4dd93614fb_z

El tema empieza a ser algo de lo que se está hablando cada día más. Eso sí, complicado decir que es algo que haya pillado a las librerías desprevenidas… Ya cinco años después de que empezara internet (si decimos que empezó en 1995. En 1990 se creó el primer servidor, en 1993 se retiró la prohibición del uso comercial de internet) cerraba Madrid Rock, una tienda de discos famosa en Madrid, echándole la culpa a las descargas y top-manta. La venta de discos (físicos y digitales) ha pasado de 616.6 millones en 1996 a menos de la mitad en 2012. Estas son las ventas de discos y de singles. Si la venta de singles se equipara a albums (10 canciones = 1 album) tampoco va bien la cosa, pasando de 680 millones de discos a 450 en 2012. (fuente)

Screen Shot 2014-08-04 at 19.44.40

 

Las soluciones para la música.

Las soluciones que he oído para esa industria han venido de dos sitios. Una, más rápida, de Sean Parker, el co-inventor de Napster y después de Spotify. Lo dijo MUY claro hace 4 años en una entrevista… Está ininglis. La parte interesante está en este video de dos minutos y medio. Y tiene dos ideas centrales: La primera, “la guerra contra la piratería es un fracaso”. Y la segunda, “¿por qué cosas está dispuesta a pagar la gente?: Comodidad (que esté disponible inmediatamente) y que sea fácilmente accesible”. Y lo que cuenta Sean Parker es que puedes tener acceso a toda la música que quieras, la cantidad más inmensa de música que has tenido nunca y se convierte en una adicción, te haces tus listas, se te queda la canción en la cabeza, ves las listas de música de tus amistades, pero sólo puedes usarlo en el escritorio. En ese momento “te tenemos por las pelotas” (como Sean dice): “Si quieres esa música en tu iPod, tienes que pagar por ello. Si quieres esa música en tu iPhone, tienes que suscribirte”.

Claro que la solución para la industria…no es la solución para quienes hacen música. Aquí se puede ver un gráfico de informationisbeautiful para que se vea claramente cuántos discos tiene que vender alguien que haga música para ganar 1.160 dólares (865 euros) al mes. Spotify aparece abajo del todo.

selling_out_550

 

La otra propuesta (teórica) es la de Seth Godin, su famoso artículo “Music lessons” que afortunadamente ya tradujo Alejandro Cordón en 2008:

  • 0. Lo nuevo nunca es tan bueno como lo viejo, al menos ahora mismo: Al principio todo cambio da pereza y crea desconfianza. La actitud realmente equivocada es no cambiar
  • 1. Los resultados del pasado no garantizan el éxito del futuro: Porque el contexto cambia, y en estos tiempos más que nunca. Lo que vale hoy no tiene porque vale mañana (o en una hora).
  • 2. La protección anticopia en la era digital es simplemente un sueño: Si es digital, se puede copiar. Hay que aprender a convivir con ello, no construir barreras artificiales de breve utilidad.
  • 3. La interactividad no puede ser copiada: Los movimientos sociales, los negocios basados en la web 2.0…. Esas relaciones son únicas e irremplazables.
  • 4. El nivel de permiso es el activo del futuro: La economía de la atención, lograr el permiso del consumidor para poder acercarse a él y ofrecerle lo que quiere. La escasez no se encuentra en la oferta, sino en la demanda.
  • 5. Un cliente asustado no es un cliente feliz: No amenaces, ni denuncies, ni acuses a tus clientes, porque generarás antipatía.
  • 6. El mejor momento para cambiar tu modelo de negocio es cuando aún puedes plantearte hacerlo: La suerte sonríe a los que llevan la iniciativa. Los que se dejan arrastrar, por definición, siempre irán detrás.
  • 7. Recuerda la regla de Bob Dylan: “no es un disco, es un movimiento”: Es la música, no los CD’s.
  • 8. No te asustes cuando el nuevo modelo de negocio no esté tan claro como el antiguo: Lo nuevo siempre es diferente y crea intranquilidad. Pero es lo que brinda las oportunidades.
  • 9. Lee las pintadas en la pared (no seas el último en enterarte: Escucha. Busca las ideas, mira a tu alrededor, agarra las oportunidades.
  • 10. No abandones la long tail: No subestimes el poder de muchos poquitos.
  • 11. Aprende a entender el poder de lo digital: La era digital ha revolucionado las industria y transformado los mercados, dándo forma a los nuevos contextos. Para competir, hay que saber en qué aguas nada uno.
  • 12. La celebridad está minusvalorada: Las celebridades capturan la atención de los consumidores. Algunas, incluso después de que hayan dejado este mundo. Ese es un activo de muy alto valor.
  • 13. El valor se crea cuando vas de muchos a pocos, y viceversa: El valor se crea transformando los mercados, haciéndolo más eficientes. Ya sea hacia un único lider o hacia una gran cantidad de jugadores.
  • 14. Siempre que sea posible, vende suscripciones: El mejor modelo de beneficios es la subscripción. Y cuando ésta se junta con el logro del nivel de permiso adecuado, el combo resultante es tremendamente beneficioso.

 Screen Shot 2014-08-05 at 13.10.52

Un caso práctico: Le Parody.

Ha habido mil soluciones para lo de la música. Hay quien ha hecho crowdfunding para publicar sus discos, quien lo ha vendido directamente sin discográficas o quien lo ha puesto a precio libre, como el de Le Parody, que es la única persona que hace música que conozco. Lo ha puesto a precio libre para descargarlo. Pagas lo que quieres. Eso sí: Hay quien hace millones de euros, como una compañía aérea (no recuerdo cual), que se lo baja y entiende que tampoco tiene por qué pagar un céntimo aunque lo ponía como música de ambiente en sus aviones…

¿Han solucionado esas diferentes vías (crowdfunding, precio libre, venta online…) el problema de poder vivir de la música? Pues…no he leído de nadie cercano que le vaya estupendamente bien. A Rihanna, Beyonce, Lady Gaga, etc seguro que les va bien pero cuando bajas a grupos independientes la cosa se complica. Radiohead por ejemplo no publica sus números de ventas… Quizá se repite lo mismo que dije antes: La industria de la música consigue tener beneficios, pero ya no es tan claro que quien se dedica a la música pueda hacerlo. Por ejemplo, de cada canción que vendas en iTunes por 0,99 dólares, Apple se lleva un poco más del 29%. De cada disco a 9,99 dólares, Apple se queda 2,99 dólares (algo más del 30%). iTunes ha vendido 25.000 millones de canciones desde 2003 dando unos beneficios en el primer TRIMESTRE de 2013 de 5.500 millones de dólares. Desde luego a Apple no le va mal…

…pero David Byrne (Talking Heads) lo tiene claro: “Internet va a succionar todo el contenido creativo del mundo” . Como dice el artículo “el boom actual del streaming [como Spotify] puede dar beneficios a las discográficas y música gratis al público, pero supone un desastre para artistas actuales en todas las industrias creativas”. Algo parecido al punto de vista de Le Parody.

Si ves el caso de Spotify, al cantante de Vetusta Morla los beneficios que saca de la aplicación, no le da ni para invitar a cenar a nadie. Sacan unos 100 euros al mes. Le Parody lo tiene claro: “Spotify es un timo”. De cada play de Le Parody, ella saca 0,007 euros, como cuenta en su caso —con todos los números— en su entrevista por eldiario.es.

“Spotify es un timo, yo ya lo sabía, pero tienes que estar, porque tienes que estar visible. De hecho, mucha gente me pregunta si estoy en Spotify para poder escucharme”, revela Le Parody. Para ella, no obstante, el problema de esta plataforma no es tanto la ganancia que se pueda percibir, “yo pago cinco euros todos los meses para no escuchar publicidad, así que me quedo más o menos igual”, sino “la poca transparencia que tiene”. Y especifica: “No hay forma de saber si son ciertas las reproducciones que dicen que tienen tus canciones. Pueden ser 5.000 o a lo mejor 10.000. Además, tampoco sabes cuánto se están llevando ellos por tus reproducciones”.

Estos son sus números, en este gráfico de eldiario.es y de dónde sale el dinero.

Parody-plataformas-Grafico-Belen-Picazo_EDIIMA20131024_0667_5

 

Software

Todo el mundo sabe que el software más utilizado en el mundo de retoque fotográfico, y bastantes cosas más, es Photoshop. Y eso no significa que sea el más vendido. En 2012 Adobe informó que se habían activado 55 millones de copias pirata de su programa y 6.000 activaciones ilegales al día de la versión de Photoshop de 7 años de antiguedad. Aparte de los planes de detectarlo por internet y avisar a tu proveedor de ADSL

Eso poco a poco se va acabando. Entre apps en tu móvil, extensiones de navegadores y programas en “la nube”, como el último photoshop (ya pirateado, pero no completo) probablemente cada día se hará más imposible.

 

5052936803_4dd93614fb_z

El caso de los libros

Para vender libros electrónicos se me ocurre que cuanto más se parezca al sistema de iTunes (inmediato), más se venderán. Y cuanto menos se parezca a Libranda, la chapuza monumental de las grandes editoriales españolas, mejor. Las amistades que venden libros (Brigitte Vasallo, por ejemplo) comentaba hace un tiempo que si se encontrara su libro en internet gratis para descargarlo todo el mundo, le daría las gracias a quien lo ha digitalizado y pondría al lado un botón para donaciones.

¿Que haré yo el día que publique mi propio libro? ¡No tengo ni idea!. Como no existe lo de los conciertos, no puede aplicarse lo mismo que en el caso de Le Parody… Por ahora, de Ética Promiscua sólo saco algo cuando vendo alguno en una charla. De los que hay en librerías se supone que debería cobrar un 2% de no sé cuántos…pero nunca he cobrado un euro de ese 2%. Igual algún día me animo a poner un botón para donaciones… De momento, se intenta —sin éxito por ahora— conseguirlo a través de la idea de “empresa social“, ya que conozco de primera mano los resultados del voluntariado

Para hablar del caso de los libros más allá de mi propio caso, haré una división arbitraria, pero que me resulta útil para lo que quiero explicar. Por una parte está Amazon en el mundo, que probablemente quiere convertirse en lo mismo que iTunes con la música. Y por otro está el caso español, que tiene algunas particularidades.

 VfFsy8u_

Como en el caso de iTunes, Amazon vende MUCHOS libros. Otra cosa es que después eso sea buen negocio para editoriales, librerías y quienes escriben. Porque la autoedición en Amazon no es tan sencilla como alguna gente imagina. La opción que hay con Amazon es que el libro lo podemos leer en su kindle o en el móvil, aunque nunca llegamos a tenerlo físicamente porque Amazon lo sigue teniendo en su poder (en su “nube”) y haciéndolo disponible desde allí cada vez que lo queremos leer. Lo que se llama “Kindle edition”.

Por si esos obstáculos no son suficientes para que haya mucha venta de libros electrónicos, en España se suma algo surrealista: Los libros impresos tienen un IVA del 4%, los libros electrónicos un 21%. Y POR LEY no se puede poner el precio que quieras a los libros, está prohibido hacer descuentos del más del 5% en las librerías. Es decir, que ¡acaba saliendo más caro electrónico que en papel!. Un sinsentido. ¿Que trampa se usa algunas veces? Pues que otra persona relacionada con quien vende los libros los ponga a la venta como libros usados, que sí pueden venderse a cualquier precio. O que se haga desde otro país. Lo malo de esto es que al hacerlo de manera ilegal, luego hay que hacer equilibrismo contable para hacerlo medianamente correcto sin meter la pata. Con lo fácil que sería declararlo todo en lugar de estar temiendo una multa de Hacienda…

 

512px-CC-logo

El copyright, la cultura libre y la izquierda (política)

Sobre este tema recomendaría MarxCopyright (también tiene twitter con el mismo nombre). De su entrada “La muerte de la cultura libre (no necesitamos licencias, necesitamos sindicatos) extracto parte del texto: 

“Las licencias libres, utilizadas como un logo en webs y blogs sin demasiada reflexión sobre qué implican en realidad, posibilitan la precariedad de cada vez más freelances: ¿quién va a pagar por fotos o audiovisuales de movilizaciones y actos si hay abundante material libre que permite no tener que pagar por él? Los medios y canales como Youtube y Flickr celebran la cultura libre, pero no los periodistas y creadores que intentan vivir de su trabajo. Meterse con la SGAE y las y los músicos era fácil, y el mantra de “los músicos que vivan del directo” muy celebrado. Pero… ¿cuál es ese “directo” para escritores, fotógrafos, periodistas etc.? El propio Juan Gómez-Jurado, escritor que afirmaba en el 2011 que la piratería no existe ahora implora que no le pirateen sus libros. Muy divertido.

(…)  El software libre goza de buena salud, pero la cultura libre no. El tratar los productos culturales o las noticias como si fuera software ha resultado desastroso. Las diferencias entre código y libros, canciones y películas son cada vez más evidentes, pero se sigue insistiendo en que el uso de las Creative Commons, por si solas, van a acabar con la precariedad y con los abusos de la industria. No necesitamos licencias, necesitamos sindicatos. ¿Nos ponemos a ello?”

Ese es un artículo recomendado por de David Aristegui, que en 2009 tenía una visión algo distinta, viendo como tanta gente, que la solución estaba en el copyleft. Al final la cultura libre  le ha acabado haciendo un inmenso favor al anarcocapitalismo… 

Dos citas suyas más de “La cultura como un episodio de Walking Dead“:

“podemos estar unas cuantas décadas más debatiendo sobre la muerte del autor, pero eso no nos va a clarificar nada sobre la aparición y dominio absoluto de intermediarios ya ineludibles como Google, Amazon o iTunes. “

Y para cerrar,

“La cultura libre no está fuera del capitalismo, si no todo lo contrario. La Ideología Californiana nos recuerda que el idilio entre capitalismo y cultura libre es duradero y apasionado. Fue un flechazo, un amor a primera vista que a día de hoy goza de muy buena salud. Pero la cultura libre no debe ser cultura libre para el capitalismo.”

 

IMÁGENES

Las imágenes han salido o de los enlaces a las fuentes citadas más arriba, del twitter de Amazon  o de wikipedia. 
Los ebook, de https://www.flickr.com/photos/libraryman/5052936803

5 Comentarios a “La “piratería” de libros, como pasó antes con la música o el software.”

  1. Juan Cuadra dice:

    Es un tema complicado. Durante unos cuantos años trabajé como traductor a precio cerrado, no a porcentaje. Y ahora voy a publicar un libro en una editorial grande, con buena cobertura y distribución. ¿Y cuáles son mis expectativas económicas? Pues que los ebook básicamente no me van a dar nada de dinero, con suerte para una cena, y que probablemente los libros en papel no me den más allá del adelanto que he cobrado en un par de años. Si too va bien, o mejor que bien. Y tengo suerte de haber cobrado un adelanto sobre los derechos.

    Cuando leo a compañeros de género que hablan del tema, resulta evidente que hoy en día no se puede vivir de la literatura. Porque no damos conciertos :-). Porque se paga para ver hablar a poquísimos autores (Patrick Rothfuss que estuvo hace nada aquí, por ejemplo), que son los que ya viven de sus libros. Eso crea un bucle, en el cual como no puedes vivir de ello no puedes dedicarle tanto tiempo, con lo cual la calidad de lo que se escribe baja, unido a la marea de autopublicaciones de poca o nula calidad. Y estoy hablando de novela, de un género “comercial”. Si pasamos a ensayo ya no quiero ni imaginármelo.

    Yo estoy contento de poder trabajar con una editorial grande por la atención que están poniendo en lo que escribo, y porque me gustaría que mi trabajo llegue a la mayor cantidad de gente posible. Pero sabiendo que las lentejas están aseguradas por otro trabajo fijo. Y al final parece que la escritura se puede convertir en un elemento secundario de satisfacción personal, que no puede ser realmente rentabilizado por los autores, aunque quizás sí por los editores/distribuidores (contando que tampoco les van bien las cosas, Amazon aparte).

    ¿Conclusión? Ni idea. Aparte de intentar dar más conciertos :-)

  2. La información que das sobre Amazon no es correcta. Yo lo sé porque he publicado mis novelas en Kindle, aparte de comparar muchos libros digitales a Amazon. El libro que le compras a Amazon no se queda en la nube, sino que te bajas tu propia copia a tu Kindle o a tu iPad. Incluso puedes tener la copia archivada en calibre, un programa gratuito para organizar tu librería digital en tu propio ordenador. Tampoco es verdad que autopublicarse en Kindle sea muy difícil, yo lo encontré muy sencillo.

    Pero mejor que Amazon es Smashwords, una compañía donde te subes tu libro digital y ella se encarga de convertirlo a todos los formatos digitales conocidos y distribuirlo a todas las plataformas, Kindle y Apple incluídas. Además, si Amazon/Kindle censura tu novela erótica (algo que sus normas amenazan hacer), Smashwords casi seguro que te la publica. Razón de más para darles negocio.

    En cuanto al IVA y el precio mínimo, mis libros no lo tienen… Claro que yo estoy afincado en el extranjero (EE.UU.). No sé lo que hacen los autores españoles, pero esa ley me parece una barbaridad. Se trata de proteger a las grandes editoriales y a los libreros a costa del autor. Las editoriales siempre han explotado a los autores, por lo que el advenimiento del libro digital autopublicado me parece una bendición.

    Claro que yo vivo de hacer ciencia, y no de vender mis libros. A ver si es verdad que llega el día en que uno pueda ganarse la vida escribiendo.

  3. Coax dice:

    Siempre ha sido difícil ganarse la vida con oficios artísticos y aún más hacerlo exclusivamente con los royalties de las obras (libros, discos, etc). Incluso autores consagrados tuvieron y tienen que compaginar la creación de nuevas obras con trabajos más alimenticios y generalmente sólo consiguen dedicación absoluta después de bastantes años al pie del cañón y tras un par de bombazos mediáticos.

    La gente suele idealizar la vida del artista y no es cuestión de verlo como blanco o negro, yo lo catalogaría así:

    - Hobby. Lo haces en tu tiempo libre por diversión. Responsabilidad: cero.

    - Hobby serio. Te comprometes y acabas los proyectos. Te da algo de dinero (quizá para cubrir gastos), bastante diversión y algún quebradero de cabeza.

    - Media jornada. Tienes que compaginarlo con otros trabajos. Si son relacionados con tu campo artístico, mejor (dar clases, charlas, encargos particulares) ya que entonces se retroalimenta, pues practicas y conoces gente del ámbito. Aquí cambia el chip. Es curro y hay que tragar aunque no te apetezca.

    - Tiempo completo. Todo el día creando acompañado con algunas labores complementarias (promoción, hablar con agentes, editores, productores). Yo todavía subdividiría en producir a destajo lo que quiere el mercado o hacer ya lo que te salga de los cataplines que se va a vender igual (o eres tan rico que te da igual lo que se venda).

    En fin, no es un camino de rosas y siempre se puede aspirar a más. Incluso cada “peldaño” tiene sus pros y sus contras (clientes, labores de promoción, atención mediática, plazos de entrega).

    Casi el mayor problema es que los artistas y gente creativa son bastante torpes con el tema del dinero y la promoción. Se suele pensar erróneamente que la calidad es lo más importante para el éxito, cuando hay infinidad de artistas “mediocres” que se ganan bien la vida.

    Y un último apunte, con toda seguridad actualmente el momento histórico donde hay más oportunidades de poder ganar dinero con tu obra. Con un coste de producción cercano a cero y una accesibilidad inmensa a potenciales clientes.

    Menudo tochazo acabo de soltar :-P

  4. Gurrupurru dice:

    Muy interesante, oiga. Gracias :)

Dejar una respuesta a Juan Cuadra

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo