Selección de idioma

Modelos de parejas abiertas: La familia real y Manuela Carmena

19 enero, 2016 a las 11:00/ por
https://www.flickr.com/photos/131762198@N07/18588294710/

No tengo ni idea de la vida personal de Felipe VI. En cambio, de la vida de su padre siempre hubo rumores sobre sus aventuras más allá de Sofía. Rumores que dejaron de serlo cuando aparecieron por todas partes pruebas de su “supuesta relación” con la Alteza Serenísima Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

En Vanity Fair, que recogía los rumores hasta entonces :

“En España hay dos reinas: Sofía, casada desde 1962 con el rey Juan Carlos; y la oficiosa, la provocadora y rubia princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, separada y amante desde hace cuatro años del soberano más tombeur de femmes de España”, publicaba La Stampa. En Alemania, el Bild se preguntaba si la “compañera del Rey” podría costarle el trono al Monarca. Bunte la definía como “la amante del Rey”. Paris Match, Time, Le Monde y hasta The Financial Times le dedicaron varios artículos. Los abogados británicos de la alemana solo lograron frenar a la prensa inglesa con un comunicado que amenazaba con posibles acciones legales por parte de su clienta si la relacionaban de forma “inapropiada” con el Rey, lo que calificaban como “difamatorio”.

 

 

En “La soledad de la reina”, Pilar Eyre escribía: “Sabíamos perfectamente por qué la reina no quería ir a Barcelona. Las razones se reducían a una y tenían nombre de mujer: Corinna”. “La novia alemana del rey“, según Raúl del Pozo en El Mundo. Elpulso.es hablando de la cena en que el rey le contaba a su familia su especial amistad con Corinna. Middle East Times International diciendo que en 2007 fue Corinna en representación de Juan Carlos (de lo que decía no tener noticia Zarzuela). O Zarzalejos, exdirector de ABC que habla de la “estrecha e íntima amistad” del rey con Corinna. (fuente). Y a eso sólo queda sumarle las fotos.

Quien más claro lo dice es El Español en su artículo “El dúplex del rey Juan Carlos y Corinna en los Alpes suizos”, donde cuenta que “el monarca emérito convivió entre 2009 y 2012 con la consultora germano-danesa en un refugio suizo de 300 metros en el lujoso complejo Domaine Rochegrise. (…) “Era un secreto a voces”, explican algunos de los que siempre supieron que el jefe del estado español pasaba tiempo en esta exclusiva urbanización que él mismo estrenó en febrero de 2009 junto a CSW, con la que entonces formaba pareja estable.”

De la descendencia más allá de Felipe, Cristina y Elena ya es más complicado encontrar información. Aunque presentó una demanda de paternidad admitida a trámite hace un año, el Supremo rechazó la demanda de Ingrid Sartiau.

 

Pero la verdad es que no hay nada que avergonzarse (excepto si a todo eso se llega sin consentimiento de las personas implicadas o si se ha abandonado descendencia a su suerte…). Es una costumbre borbónica* desde hace tiempo: Alfonso XIII, el abuelo de Felipe VI iba mucho más allá de la monogamia, como cuenta con detalle la wikipedia:

“El rey tuvo también cinco hijos extramatrimoniales:

El rey Alfonso XIII también tomó bajo su protección y ha creado en la infancia, junto con sus hijos legítimos, la hija bastarda del rey Carlos I de Portugal, María Pía de Sajonia-Coburgo Gotha y Braganza”.

Alfonso XII, el bisabuelo de Felipe VI también tiene una conocidísima historia más allá de la monogamia, que se puede leer de manera resumida en la wikipedia y de manera muy extensa en El Mundo. Y no fue exclusivo de ellos: La cosa ya viene de Isabel II, la tatarabuela de Felipe VI. Como cuenta el artículo de El Mundo, “María Luisa de Parma, María Cristina de dos Sicilias e Isabel II, bisabuela, abuela y madre de Alfonso XII respectivamente, compartieron lecho las tres con guardias de Corps y oficiales cercanos a la corte. Manuel Godoy, Agustín Fernando Muñoz y Enrique Puigmoltó son algunos de los reconocidos amantes de cada una de ellas”.

De quien más se suele hablar es de Isabel II, que —sorpresón—, aunque hacía lo mismo que toda su descendencia, se la conoce a veces como “la reina ninfómana”… El doble rasero de toda la vida.

 

 

Todo esto (sin tanto nombre, ni tanto detalle) es lo que uso yo en charlas para poner dos ejemplos muy llamativos de llevar las relaciones abiertas: O sin admitirlo, al viejo estilo, sin proponer nuevos modelos (lo que entre otras cosas no cuestiona ese doble rasero de machotes y putas) o dejando ver que hay otro modelo posible de muchos, como hizo Manuela Carmena, reconociendo que tiene una relación abierta, y que las cosas van estupendamente con su marido (además de otras joyas sobre la masturbación, el clítoris y demás). Unas declaraciones que, seguramente, provoca rechazo a quienes no contemplan como algo cotidiano la sexualidad activa que tanto se niega a las personas mayores. “Sólo me interesa la política, no con quien se acuesta”. Algo que no se dice cuando se habla de amantes de políticos y monarcas. Si ahora descubren que Letizia tiene una relación abierta también ¿le daría igual a esa gente lo que haga ella en su vida privada?.

La razón de escribir este post es porque este ejemplo lo puse en una entrevista que me hizo Antena3. No sé si se emitirá al final, no sé si usarán esa frase. Y tal como es la tele, tampoco está nada explicada esa frase… Así, poniendo la venda nates de la herida y teniéndolo explicado con detalle, sólo me hará falta enlazarlo si se emite y alguien se atreve a cuestionar algo tan obvio como la tradición de relaciones abiertas, aparentemente “old school”, de la familia real. Y que frente a ese modelo no vale la justificación “eran otros tiempos”, porque ahí tenemos a Carmena, que optó por algo más honesto… a no ser que nos sorprenda la familia real contándonos que es todo consensuado.

 ——-

*Toda la variedad de amantes, aventuras, descendencias reconocidas e ignoradas se pueden leer con más detalle en El Mundo, en “Los borbones que fueron y no fueron: Una historia de bastardía“, para quien tenga interés en seguir averiguando más. Todo un historial que quizá fue lo que dio lugar a la colección de ilustraciones de “los Borbones en pelota”. Estas son algunas. Aunque no es exclusivo de Borbones.

 La imagen de Carmena salió de aquí.

1 Comentario a “Modelos de parejas abiertas: La familia real y Manuela Carmena”

  1. Carlos dice:

    “Sólo me interesa la política, no con quien se acuesta”. Algo que no se dice cuando se habla de amantes de políticos y monarcas.”

    ¿No hay contradicción entre esas dos frases? ¿No sobra la palabra “políticos” en la segunda? Gracias.

    Abrazo

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo