Selección de idioma

Pon el foco en ti

30 marzo, 2020 a las 9:30/ por
emociones

El consejo que me han agradecido más a menudo mujeres que han asistido a mis talleres es: PON EL FOCO EN TI.

Algo tan simple como eso. Eso ayuda a no desconectarte de tus emociones, que no dicen siempre cosas razonables, pero que sí te dan mucha información sobre cómo te sientes. Y es buena idea no desconectarse de ese aviso. Es como querer apagar el piloto que te avisa en tu coche de que el motor se está calentando. Quizá ya sabes que el piloto está estropeado y que te avisa cuando aún no hay problema. Pero te ayuda a estar más pendiente. Como con cualquier emoción, no es un problema sentirla (sea celos, miedo, envidia, rabia…), sino qué haces cuándo la sientes. No desconectarte de tus emociones te ayuda a no caer en manipulaciones, conscientes o no, que niegan que estés sintiendo lo que estás sintiendo, o que reinterpreten tus emociones, diciendo que “en realidad”, eso significa otra cosa que lo que tú crees, con lo que terminas fiándote más de la otra persona que de tus propias sensaciones y emociones.

Las emociones no te van a decir siempre lo correcto. Dependiendo de tu biografía, de las experiencias que has tenido en la vida, puede que identifiques algunas emociones de una forma que no te hace bien a largo plazo. Para saber más sobre las emociones,  y que no todo es tan simple como confiar siempre, o nunca, en las emociones, el libro que suelo recomendar es el preferido de Wara Rojo, la psicóloga con quien trabajo habitualmente: “Emociones: Una guía interna”, de Leslie Greenberg.

A veces te dicen: “no te fíes si hace eso”, “cuidado si hace tal cosa”, “no permitas que te diga”, poniendo el foco en la otra persona, en las intenciones que hay detrás de lo que hace o dice. Y claro, si no desconfías de esa persona, es normal pensar que, si lo hace, aunque te hayan advertido, es diferente, porque lo hace con buena intención. Y así se entra en la tarea imposible de saber si las intenciones que hay detrás son buenas o malas, algo que nunca sabrás con certeza. Lo que puedes saber con total certeza es si te está sentando bien eso que dice o hace ¿Cómo te sientes?

Intelectualmente, poner el foco en ti te ayuda a no forzarte a encajar en ningún modelo, si no te está haciendo bien. A veces, al llegar a un grupo, las ganas o la necesidad de ser parte de ese grupo te lleva a forzarte a encajar en un ideario que no te sienta bien, que cada vez te hace sentirte peor. O considerar que eres una persona no monógama, o swinger, o bedesemera, o que te gusta dominar o que te dominen, puede hacer que te comportes de maneras que no te acaban de gustar especialmente o de sentarte bien, pero crees que es parte de ser eso. Poner el foco en ti te ayuda a superar, por ejemplo, épocas tan nocivas como en las no monogamias hace 15 años, cuando se decía que no deberías sentir celos si querías tener relaciones no monógamas.

Incluso, como decía Nuki en facebook, poner el foco en ti es útil cuando sientes que algo no es para ti, no en ese momento, no ahora, sea por la razón que sea. Aunque sea hecho con la mejor intención del mundo por la otra persona. Aunque sea algo que a la otra persona le parece bueno. No me hace bien en este momento. Ahora, no, gracias.

1 Comentario a “Pon el foco en ti”

  1. Alba dice:

    Soy una de esas mujeres que agradece inmensamente haberte oído este mensaje. Ojalá haberlo escuchado un poco antes, jajaja. Pero bien que llegue. Mejor tarde…

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo