Selección de idioma

¿Sigues creyendo que el sexo es algo animal, un impulso incontrolable? #EducacionSexual

7 enero, 2020 a las 11:10/ por
beetle_insect_macro_red_beetle_blades_of_grass_red_maik_fer_threesome-920531.jpg!d

A estas alturas de siglo y de la Historia seguimos manejando una serie de ideas que nos cuesta abandonar…al mismo tiempo que son esas mismas ideas las que tienen unas consecuencias pésimas en nuestras vidas. Que el sexo es algo animal, un impulso animal, algo irracional es una de ellas.

Con un pensamiento en blancos y negros se cree que si el sexo no es animal, es algo frío, racional y controlado. Se cree que sólo se puede elegir entre “dejarse ir” o “estar diciendo sí sí sí todo el rato“. Y por hacer un espoiler rápidamente, una metáfora de un camino medio sería el sexo como baile, una metáfora que usa a menudo Leonor Tiefer. Algo que haces a solas o con otra persona, algo que puedes mejorar, algo que puedes practicar, algo en lo que puedes dejarte llevar y emocionarte, algo en lo que hace falta conectar cuando se hace con más gente, algo en lo que puedes optar por alternativas “extáticas” (ecstatic dance) o más tranquilas…

Creer que es algo animal nos hace creer que, si las ganas no nos salen de ese supuesto animal interior, es que tenemos un problema. En nuestras relaciones sexuales, nos quedamos esperando a ver si surge ese animal, ese arrebato espontáneo…. y esperando la espontaneidad se pasan meses y meses sin sexo. Ese arrebato creemos que es señal de lo que deseamos a la otra persona y si no surge, se cree que es una “valoración” de la otra persona. Las consecuencias de esa forma de pensar, en ese supuesto instinto de reproducción, son muchas, muy complejas y traen más problemas que soluciones (ya escribiré más sobre el tema).

 

La herencia equivocada

 ¿Dónde nació esa idea del sexo como impulso irrefrenable? Simplificando MUCHO, de Freud. El impulso, la pulsión, el instinto, la potencia sexual… Siguiendo con esta ultraSIMPLIFICACIÓN, a principios del siglo XX se estaban dando dos maneras de entender el sexo de forma simultánea entre autores que se leían, sobre todo Freud y Havelock Ellis. Y sip, como es fácil ver, se conoce más al primero que al segundo. Freud ha sido, obviamente, fundamental en la cultura occidental. El problema es que nos compramos todo el “Pack Freud”, que incluía cosas fundamentales sobre la psique humana…al mismo tiempo que otras cosas propias de la época en la que se estaba dando que nos traen más problemas que soluciones. Algo también muy largo de explicar.

La otra alternativa era la de Ellis, la de reconocer toda la diversidad humana. No la de “aceptar la diversidad”,  o incluir, o incorporar… manteniendo la diferencia entre “normales” y “gente diversa”, sino la de su trabajo inmenso descubriendo que hay miles y miles de diferencias y una inmensa riqueza que cultivar. El autoerotismo, las zonas erógenas (no como “preliminar” sino como forma de centrar las relaciones sexuales solo en los genitales)… su aportación es inmensa. La otra alternativa era la primera sexología de Ellis, Hirschfeld,  Bloch, Hildergart…. Esa corriente (Hirschfeld en concreto) era la que ¡¡¡EN 1897!!! creó la primera asociación para defensa y “reconocimiento social de hombres y mujeres homosexuales y personas transgénero”.

Nos hemos criado con unas ideas que nos complican MUCHO la idea que tenemos sobre el sexo, sobre las relaciones, sobre el deseo, sobre las ganas o la falta de ellas, sobre el BDSM, sobre las fantasías complicadas… Pero todo eso no se cambia sólo teniendo muchas ganas de cambiarlo. No es posible despatologizar el BDSM pensando “ah, pensaba que se debía a problemas psicológicos pero me han dicho que no es así”. Hace falta saber por qué se llegó a pensar que era una “aberración”, qué corrientes lo siguen manteniendo, el discurso de la degeneración, su origen y cómo nos influye hoy día… Pero para entender TODO en el sexo de una forma diferente… hace falta revisarlo todo.

Eso es lo que me recolocó el dichoso master que siempre nombro (más un año extra de “sexología avanzada”). El que me permitió “ver Matrix”, ver toda la red de conceptos, creencias, ideas que construyen y soportan las ideas que tenemos sobre lo que llamamos “sexo”. Y a partir de ahí es más fácil trabajar con las relaciones, con los problemas típicos en el sexo… Y eso es lo que nos empeñamos en transmitir a través de la escuela que hemos hecho entre varias personas que estudiamos en incisex.

La formación sexual que damos va mucho más allá que explicar cómo funciona este órgano o el otro, más allá de “funcionar bien en la cama”, que es el enfoque de la inmensa mayoría de consejos sobre sexualidad. Del mismo modo que la universidad y los colegios se enfocan a “las demandas del mercado”…y se acaban dando cuenta que la filosofía hacía más falta de lo que creían. La formación parece que se da sobre el “funcionamiento que debemos tener” pero una y otra vez se buscan referentes éticos para comportarnos. Y esa ética no está en los genitales, sino que será algo a lo que se llegue reflexionando, experimentando, conectando desde otro lugar.

Si os lo podéis permitir, por tiempo y/o dinero, recordad que haya investidura o no, haya gobierno o no, gobierne quien gobierne, sea en nuestro país, en Chile, en Bolivia, haya guerra en Irán o no, empezaremos un nuevo curso el próximo lunes. Aún quedan algunas plazas :-) Si quieres más información, atendemos todas las dudas en info@escuelasexologica.com

 

INSTAGRAM PROMOS 2020-01

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo