Selección de idioma

Orgullo Crítico 2016: Porque sigue siendo una protesta. Y diversa. #Madrid

22 June, 2016 at 23:00/ por
Screen Shot 2016-06-22 at 22.11.42

Aparte del Orgullo “oficial”, el que más se conoce, el del 2 de julio, hay otra celebración del Orgullo, uno que sigue manteniendo el tono de protesta, el Orgullo Crítico. El orgullo más conocido es organizado por Aegal, una asociación de empresas y es el más grande en Europa, el segundo por detrás de San Francisco.

El Orgullo Crítico se sigue celebrando el 28 de junio, el día que conmemora los enfrentamientos de Stonewall. Un enfrentamiento mucho más diverso que el que la Historia y el cine acaban recogiendo. Con nombres desconocidos para la mayoria como Marsha P Johnson, Sylvia Rivera, Stormé DeLarverie o Miss Major. Con la participación decisiva de trans, travestis y otras muchas identidades. Una lucha que fue mucho menos uniforme de lo que hoy día parece.

En este orgullo habrá un bloque no monógamo, un bloque plurisexual (vs gays/lesbianas), participará el BDSM también, el bloque femme, el bloque trans, el bloque asexual, la comunidad sorda LGTB… Diversidad de verdad. Haremos una entrevista para colgar como podcast en Habitaciones Propias, el programa de radio que hacemos Caterina Medicea y yo.

Más abajo he incluido el programa de actividades del Orgullo Critico en Madrid. Por ahora no se ha hecho público el manifiesto de 2016, pero aquí se puede ver el de la Asamblea Transmaricabollo de 2015. Y se puede ver que está muy marcado por los contenidos políticos. Algo que a menudo se olvida, que es la política la que, por ejemplo, decide que ahora dos lesbianas o una mujer sola no tengan los mismos derechos que un pareja heterosexual para la reproducción asistida.  Es la política la que decide lo fácil o difícil que es la vida siendo trans, los servicios que se tienen o que no. Es la política la que decide sobre los derechos de menores trans. Es una decisión política la que cambia las vidas de quienes vivimos fuera de la norma. Y somos MUCHA gente.

 

La página del Orgullo Crítico Madrid, en Facebook

El evento de la manifestación, en Facebook

Convocatoria del bloque no monógamo

(manifiesto del bloque no monógamo, al final del todo)

 

OC

 

Programa de actividades.


“ORGULLO, RESISTENCIA Y AUTODEFENSA”

(Ha habido actividades previas que ya se han celebrado)

*MARTES 28*
– manifestación (20h). Lugar: plaza Nelson Mandela.

*JUEVES 30*
– Kafeta Anal Marika (De 19h a 24h) No mixta de corporalidades diversas, esto es, cafeta abierta a todas aquellas personas que se identifiquen con la etiqueta política “Marika”.
Performance, talleres, comida vegana y música Lugar: La Quimera (Plaza Nelson Mandela)

*VIERNES 1*
– Encuentro fiesta de colectivo de Personas Sordas
LGTB (19h). Abierto a todas. Lugar: La Quimera. (Plaza Nelson Mandela)

*SÁBADO 2*
– Taller de mecánica ciclista para mujeres, bolleras y trans. (De 11h a 14h) Lugar: Taller de bicis de tabacalera. (c/Embajadores 35) Se requiere inscripción previa en rebaikamutante@gmail.com

*LUNES 4*
– Asamblea-debate: repensando el Orgullo crítico.
¿Qué hacemos frente al Orgullo mundial 2017?
(19h). Lugar: La Quimera.(Plaza Nelson Mandela)
Organiza: La Hoguera transfeminista.

*MIÉRCOLES 6*
– En esta plaza se habla de… gentrificación y capitalismo rosa. Hora: por confirmar. Lugar: La Quimera. Organiza: Grupo de observación sobre capitalismo rosa y gentrificación de la Quimera de Lavapiés.

 

Screen Shot 2016-06-22 at 22.11.42

 

 

Manifiesto del Bloque No Monógamo

 

Salimos a la calle para visibilizar la diversidad relacional que vivimos. Para vernos, para encontrarnos, para re-conocernos. Para construir referentes, para ocupar el espacio público y para gritar bien fuerte:

¡La alternativa a la media naranja es el racimo de uvas!
¡Hay vida fuera de la monogamia!

Somos les disidentes de la heterosexualidad, las bolleras, las asexuales, les que deseamos de mil formas a otres sin que nos haga cuenta su género, las bisexuales, las maricas, las disidentes del género, les trans. Somos las que además de desencajar la heterosexualidad y las expectativas de género que nos asignaron al nacer, desencajamos la monogamia como forma de estructurar nuestros afectos y nuestras vidas.

Somos las poliamorosas, les anarquistas relacionales, les de las parejas abiertas. Las de las relaciones queerplatónicas y las comunidades de afectos. Las no monógamas. Somos las del amor libre, las que luchamos contra el privilegio romántico sobre el resto de relaciones, promíscuas y mojigatas, las que nunca encajan en la idea de lo normal. Somos las que queremos destruir la jerarquización de las relaciones afectivas en base al sexo, las que construimos formas de vida y proyectos colectivos alternativos al modelo hegemónico. Somos las de la crianza colectiva, las de criar sin pareja romántica, con la familia elegida. Somos las que criamos a peques sin ser mamás, ni novias de, ni amantes. Somos la familia elegida. Somos les que decidimos no criar y también formamos tribus.

Construimos relaciones monógamas no convencionales y relaciones no monógamas de formas muy diversas, y denunciamos la situación de vulnerabilidad en que eso nos deja: la vuelta a los armarios, la falta de referentes positivos, el estigma, y otras situaciones que vivimos por existir fuera de la norma.

Visibilizamos también como se cruzan estas experiencias con otras situaciones de vulnerabilidad como tener o no papeles, vivir en la precariedad, ser “demasiado joven” o “demasiado mayor”, no ser blanca en este contexto racista, o funcionar de una forma diferente en un mundo hecho para funcionar de una sola manera.

Nuestra apuesta no es acceder a repetir la familia nuclear, sino visibilizar nuestras redes afectivas elegidas y no elegidas que nos han sostenido y sostenemos. Denunciamos la propaganda del amor romántico: nunca fuimos ni seremos dos contra el mundo; nosotres sabemos que lo que nos hará menos vulnerables será tejer redes de apoyo mutuo.

Otras formas de construir familias son posibles y son nuestra realidad: Históricamente hemos construido otras familias. Desde la experiencia de nuestras comunidades sabemos de la importancia de la familia elegida. Nuestras familias integran vínculos no románticos, vínculos de afinidad y también vínculos de apoyo mútuo que nos han sostenido en nuestra vulnerabilidad por no ser cis o heteros.

Y también criamos, si así lo elegimos: Decimos bien fuerte que criar es una opción, no un destino. No queremos un amor romántico con la crianza: “seré una media naranja hasta que tenga hijes”, somos frutas enteras en todas sus variedades y la crianza es una decisión, no un mandato. Sabemos que la maternidad o la paternidad no es una, grande y biológica; construimos maternidades más allá de quién gesta, vínculos familiares basados en los cuidados y el apoyo mútuo más allá de la sangre. Luchamos contra la jerarquía impuesta por el parentesco genético.

Por una cultura de la diversidad familiar: Destruyamos la idea de que una familia basada en la pareja de dos personas cis, heterosexual y exclusiva es el único entorno saludable para crecer. La represión, miedos y mitos sólo provocan que se viva con angustia lo que otros viven desde el derecho y el privilegio. La diversidad enriquece.

Otros afectos son posibles, nuestra alternativa a la media naranja es el racimo de uvas

¡Nuestros cuerpos, nuestras decisiones!
¡Nuestros vínculos, nuestras decisiones!
¡Nuestras familias, nuestras decisiones!

 

 

No comments yet

Leave a reply

Message:

logo_lateral
 

Archive