Selección de idioma

Correr, viajar, correrse.

8 junio, 2012 a las 9:00/ por

Cuando se ve la salida de una maratón popular se puede tener la sensación engañosa de que las personas que corren lo hacen compitiendo unas contra otras. En realidad lo hace cada persona corriendo contra el tiempo que ella misma hizo en la carrera anterior. ¿Que tardaste 50 minutos en la anterior? A ver si consigues bajarlo a 48 esta vez… Aunque haya tanta gente, es una carrera en la que cada cual lucha a solas por conseguir algo distinto de quien va a su lado, del resto.

Pero el que haya tanta gente, el que vayan amistades, la emoción de prepararse, que te apoyen, aplaudan, es algo que hace muchísimo más agradable todo el asunto.

Sí. Creo que quienes tenemos curiosidad en el sexo, quienes probamos cosas diferentes, hacemos lo mismo. El camino que vamos siguiendo lo hacemos luchando, enfrentándonos, comparando con otras experiencias que hemos tenido. Y cada persona va a su velocidad, cada persona en su nivel.
Para alguien que ha ido a muchas fiesta sexuales puede ser lo más normal el recibir un fisting en público. Y para quien es su primera fiesta, el estar un rato en topless delante de tanta gente, o besarse con cuatro personas distintas, o que alguien le agarre fuerte del pelo,… pueden ser las experiencias más extremas de su vida hasta ese momento…

Y para este tema me viene bien un poema de Cavafis, mira tú. Me parece taaaaan apropiado… Aunque tiene sentido todo el poema, destaco unas frases que me gustan especialmente (aunque hay más que destacaría…):

“A los lestrigones y a los cíclopes, al fiero Posidón no encontrarás, a no ser que los lleves ya en tu alma”

“Mantén siempre a Ítaca en tu mente. Llegar allí es tu destino. Pero no tengas la menor prisa en tu viaje. Es mejor que dure muchos años y que viejo al fin arribes a la isla, rico por todas las ganancias de tu viaje (…).”

Todas esas cosas que probamos, que aprendemos, cambios de rumbo, desorientaciones, compañerxs de viaje,… ese deseo que nos hace buscar, curiosear, investigar, conocer gente, meternos en líos, arriesgar. Pero que va sumando un montón de historias que nos hacen la vida tan entretenida, en la que divertirse y aprender, en la que ir juntando anécdotas que recordaremos dentro de mucho tiempo. Y el objetivo no es llegar a ningún sitio, no es estar en la orgía más numerosa, en superar ningún récord, sino un deseo que nos “ha dado un viaje hermoso. Sin ella no te habrías puesto en marcha.“. Es el viaje lo que vale la pena.

Y este es, Itaca, el poema completo:

——————————————–

Cuando salgas de viaje para Ítaca,
desea que el camino sea largo,
colmado de aventuras, de experiencias colmado.
A los lestrigones y a los cíclopes,
al irascible Posidón no temas,
pues nunca encuentros tales tendrás en tu camino,
si tu pensamiento se mantiene alto, si una exquisita
emoción te toca cuerpo y alma.
A los lestrigones y a los cíclopes,
al fiero Posidón no encontrarás,
a no ser que los lleves ya en tu alma,
a no ser que tu alma los ponga en pie ante ti.

Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que -¡y con qué alegre placer!-
entres en puertos que ves por vez primera.
Detente en los mercados fenicios
para adquirir sus bellas mercancías,
madreperlas y nácares, ébanos y ámbares,
y voluptuosos perfumes de todas las clases,
todos los voluptuosos perfumes que te sean posibles.
Y vete a muchas ciudades de Egipto
y aprende, aprende de los sabios.

Mantén siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Pero no tengas la menor prisa en tu viaje.
Es mejor que dure muchos años
y que viejo al fin arribes a la isla,
rico por todas las ganancias de tu viaje,
sin esperar que Ítaca te va a ofrecer riquezas.

Ítaca te ha dado un viaje hermoso.
Sin ella no te habrías puesto en marcha.
Pero no tiene ya más que ofrecerte.

Aunque la encuentres pobre, Ítaca de ti no se ha burlado.
Convertido en tan sabio, y con tanta experiencia,
ya habrás comprendido el significado de las Ítacas.

——————————————–



C. P. Cavafis
Poemas
Traducción y prólogo de Ramón Irigoyen
Seix y Barral, Barcelona, 1994
Fuente

También hay versión cantada del poema, “Viatge a Itaca” de Lluis Llach. Los cantautores a mí, como que no, no son mi cosa, pero admito que la canción tiene partes que me gustan. Instrumentales :D
Ahí la dejo, por si apetece escucharla…

¡Buen viaje!

4 Comentarios a “Correr, viajar, correrse.”

  1. sencillamente….gran post!!!

    nuestras felicitaciones, ese es el objetivo, si señor!!!!

    alice y blur

  2. Marlowe dice:

    No por certero, menos hermoso.
    Y a la inversa, por supuesto.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo