Selección de idioma

Bugchasing, pillar el bicho. (1)

2 diciembre, 2012 a las 11:00/ por
Screen Shot 2012-12-01 at 16.06.02

Y como en casi todos los temas, siempre pienso: ¿Para qué vamos a inventar la rueda cuando en los EEUU, por ejemplo, esto lleva años sucediendo? Hay amigos de @caterinamedicea que, viviendo en Washington, ya tenían noticias de ese ambiente y sabían que existían locales donde la inmensa mayoría de clientes eran chicos con VIH donde, si ibas, sabías que las probabilidades de pillar VIH eran muy altas.

Así que, parte de la solución estará por internet. Y en parte, como hago a menudo, en la wikipedia. Así que traduzcamos la entrada dedicada al bugchasing.

Bugchasing

Es un término usado para la práctica de perseguir penetración sexual con personas infectadas con VIH para contagiarse del virus. Los individuos que se dedican a esta actividad  son llamados “bugchasers” (¿cazabichos?). Es una forma de autolesión.

Los bugchasers buscan compañeros sexuales que son VIH-positivos para tener sexo sin protección y convertirse en VIH-positivos. Los “giftgivers” (literalmente, “los que entregan el regalo”) son individuos VIH-positivos que corresponden los esfuerzos del bugchaser para infectarse.

A la caza del bicho

Los bugchasers dan varias razones para esta actividad. Algunos se dedican a esta actividad por la excitación inherente a dedicarse a una actividad tan peligrosa, pero no significa que implícitamente quieran contraer VIH. Algunas investigaciones sugieren que esta conducta puede derivarse de una forma de “resistencia a las normas y convenciones heterosexuales dominantes” debido a una respuesta defensiva por parte de los hombres homosexuales para rechazar la estigmatización y rechazo por la sociedad.

Algunas personas encuentran el bugchasing como “intensamente erótico” y el acto de ser infectadas como “el tabú supremo, el acto sexual más extremo que existe”. Un número de personas que son VIH-negativo y en una relación con alguien VIH-positivo buscan infectarse como una manera de mantenerse en la relación, particularmente cuando el miembro VIH-positivo puede desear romper la relación para evitar infectar a su pareja VIH-negativa.

Algunas personas sostienen que esta conducta se deriva de sentimientos de inevitabilidad hacia el VIH entre la comunidad gay y el empoderamiento de elegir cuándo contraer el virus. Otras han sugerido que algunas personas que se sienten solas desean la acogedora comunidad que apoya a las personas con SIDA. Puede ser también una forma de suicidio.

Bugchasing supone tener sexo sin protección, pero los miembros de la subcultura bareback (“sexo a pelo”) no son necesariamente bugchasers. La diferencia está en la intención: “Revisando el escaso material publicado y no publicado sobre bugchasing, así como las conjeturas sobre salud en general, aparece un tema en común: La agrupación de bugchasers con barebackers… Aunque estos dos grupos comparten algunas prácticas en común, en concreto penetración anal sin protección, hay detalles que diferencian el bug chasing… aunque todos los bugchasers son por supuesto barebackers, no todos los barebackers son bugchasers”

La foto, de aqui

1 Comentario a “Bugchasing, pillar el bicho. (1)”

  1. Germán TA dice:

    Como poco soreprendente que no mencione como objeto del contagio el hecho de tener un motivo para el que olvidarse del condón en adelante. De bugchaser a barebacker vamos.

    Hasta donde yo sé, en Madrid no hay ningún local conocido por eso, son todo quedadas bicheras como dices, sueltas, aunque los que optan en las grandes fiestas fetish y de sexo por usar protección son a mi parecer, los menos. Y eso que tienen todas las facilidades (bols llenos de gomas y lubricante por todo el local, info, etc…) pero ahí ya está la elección de cada uno. Sin duda, que te preñen X tios en una noche de estas es tener todas las papeletas.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo