Selección de idioma

¿Cuánto más hay que esperar a que haya cambios proporcionales al problema?

28 septiembre, 2018 a las 12:12/ por
Screen Shot 2018-09-28 at 11.59.53

Tuve una época muy activa políticamente, en los movimientos sociales. Eran los años de Porto Alegre, el altermundismo, otro mundo es posible… Sería en torno al 2000. Lo terminé dejando de lado en 2006 (aunque luego seguí dedicando horas de trabajo a los foros sociales mundiales en Madrid hasta 2009) Me terminé quemando, viendo que las mismas estructuras que buscaban el cambio se hacían la zancadilla y esos cambios no llegaban nunca. Con esa actitud sigo, apoyando los proyectos que buscan cambiar las cosas la semana que viene, el mes que viene. Me he quemado de ver a gente “impulsando”, “proponiendo”, “avanzando”, que en realidad sólo se movían en círculos sin ir a ningún sitio. Y ahí siguen diez años más tarde, igual o peor que entonces, como attac y otras propuestas que no han traído ningún cambio real, o ya han desaparecido.

Año tras año se repiten los mismos números de mujeres asesinadas por sus maridos o exmaridos. Y aunque hay quienes son capaces de conjugar a la vez en su cabeza la idea de que las mujeres están “demasiado protegidas”…. al mismo tiempo que las estadísticas de muertas son las que son. (Aviso a navegantes: Si aparecen negacionistas, borraré los comentarios. Este no es el lugar para debatirlo). Ese es uno de los problemas que veo: Cada vez que se proponen cambios, que son necesarios para este fin de semana, para el lunes que viene (no para un futuro utópico sin fecha concreta), se entra en el bucle de hombres, mujeres y viceversa y ahí nos quedamos.

Políticamente, a la hora de legislar, entiendo que entra en juego de quién demanda esos cambios y con qué argumentos. De nada vale conseguir un cambio ahora, si los grupos conservadores usan ese cambio y el debate relacionado como medida populista para ganar las próximas elecciones. Desgraciadamente, vivimos en una época en la que legitimar públicamente discursos contra los derechos humanos (ahí está Trump, ahí están algunos argumentos conservadores) dan MÁS votos, en lugar de quitarlos, creyendo que salpicar odio, que polarizar a la población es “hablar claro”, “decir las cosas como son”, “no andarse con paños calientes”, “llamar a las cosas por su nombre” y demás. Ese elogio que siempre hacemos a vomitar nuestras emociones y pensamientos menos civilizados: “Te lo digo como lo siento”. El premio a no tener filtro al relacionarte con otra gente. Y desgraciadamente (ojalá me equivoque) propuestas conservadoras que aparentan ser “rebeldes”, “políticamente incorrectas”, suelen ser muy populares en España.

En medio de todo ese debate sobre hombres y mujeres que se desata cuando los maridos “matan más de lo normal”, quizá facilitaría tener cambios legislativos mañana mismo, si se centrara toda la argumentación en la protección de menores en situación de maltrato. Creo que eso haría MUY complicado, a quienes no quieren que cambien las cosas, oponerse a esas medidas.

No sé las consecuencias imprevistas que se podrían derivar de ahí. Este post es fruto del cabreo, no de una meditada reflexión y lectura detallada de todas las propuestas similares que ya se habrán hecho desde el feminismo… Pero es que me desespera cada vez que se convierte el asesinato en noticia (para lo que hace falta que “maten más de lo normal”), que lo único que surge después es debate en redes sociales y pocos cambios efectivos, inmediatos. Estaría bien que hubiese llegado a la política el mensaje del masivo 8M, pero eso siempre convive con monstruos como Trump, incels y similares (por lo visto, históricamente, siempre se dan tendencias opuestas: Cuanto más se tira en una dirección, más se tira en la otra). Pero mientras los partidos calculan qué parte de las reivindicaciones del 8M incluyen en sus programas, lo dicho: Creo que poner el maltrato, orfandad y asesinato de menores por delante podría hacer muy complicado (o más complicado) a los grupos conservadores oponerse públicamente a esas medidas. Muchas de esas medidas ya existen pero, como se convierten en inexistentes es no dándoles presupuesto o complicando enormenten su funcionamiento y financiación ¿Ayudaría enfocarlo en la protección de menores que se pudieran aprobar presupuestos para un cambio radical de forma inmediata? Ni idea…

Hay gente con mucho recorrido en política y activismo y sabrán dónde “pincha” mi argumentación, por qué no es realmente posible, o por qué sería posible pero no ha funcionado hasta ahora. Sigo con la oreja abierta, pero con las prisas encendidas. Mientras tanto, obviamente, apoyaré cualquier iniciativa “con prisas” en ese sentido llevada por quienes están activamente en la política y activismo político.

Tener las orejas abiertas tiene la ventaja de oír a quienes están en primera fila y conocen el tema. Me han escrito en Facebook:

“Hay mucha pasta con los menores. Es uno de los negocios en Cataluña al menos. 4000€ al mes, x cada niño en un centro de acogida. Cuidado con menores y servicios sociales. Secuestran niños. Las medidas han de ser otras. Esehombre las pudo matar por que servicios sociales es una institución patriarcal. La sospecha siempre somos las madres. Una situación de ‘desamparo’ como dicen ellos es una familia monomarental. Es decir una madre sola. O sea un montón! Solo conozco dos padres solos que secuestraron a sus hijos en comparación con las 6000 madres sin custodia en Cataluña. Cuidado con pedir a servicios sociales se encargue de los niños. Este es un régimen heteropatriacal capitalista. Ese es el problema”.

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo