Selección de idioma

El trauma no monógamo (“Jugando Limpio”, de Pepper Mint)

14 noviembre, 2018 a las 9:10/ por
playingfairok

Quienes llegan a la monogamia a menudo han querido vivir de esta manera desde hace mucho tiempo, pero la cultura les fuerza constantemente a volver a la monogamia. El hecho es que la mayoría de los intentos, cuando no se tiene mucha información, son un fracaso estrepitoso. Por lo que la gente a menudo experimenta un largo período habiendo perdido el rumbo, estigmatizada y bloqueada. Ese trauma se suele manifestar más adelante, a veces de forma sutil y a veces de forma no tan sutil.

De manera más evidente, a menudo nos cuesta creer que las personas con quienes tenemos una relación estén realmente interesadas en la no monogamia y que tengan la intención de apoyarnos con entusiasmo. Las personas monógamas a menudo están dispuestas a ser no exclusivas al comienzo de una relación, pero más adelante demandan exclusividad, independientemente de lo que les dijiste y de lo que aceptaron al principio. Un par de malas experiencias como esa puede hacer que alguien desconfíe del interés ajeno en la no monogamia. Además, se nos ha condicionado para creer que las mujeres nunca están interesadas en la no monogamia. Muchos hombres que lo han sufrido una o dos veces se quedan con esa idea grabada en su mente.

Esa ausencia básica de confianza lleva a otras conductas problemáticas. Lo veo muy a menudo. Los hombres se niegan totalmente a negociar su no monogamia. Desaparecerán o cortarán el contacto para ejercer una especie de control sobre la situación. O intentarán mantener todo rígidamente compartimentado para asegurarse de que sus amantes no sean conscientes de que hay otras personas, posiblemente mintiendo para conseguirlo. Eso puede derivar en manipulación y control, y también maltrato. Todo esto lleva a problemas para conectar, porque esa desconfianza básica va a minar cualquier conexión. Esa falta de confianza se convierte en una profecía autocumplida, provocando que cada vez se confíe menos.

Un camino exitoso a la no monogamia requiere sacarte tú mismo de esa situación. Necesitamos aprender a creer que las mujeres que nos rodean realmente desean la no monogamia para nosotros y para ellas mismas. Me costó años creer que las mujeres con quienes yo tenía relaciones estaban realmente a gusto con mi no monogamia, y aún más años creer que algunas de ellas encajaban con mis deseos y forma particular de llevar a la práctica la no monogamia. Hazlo mejor de lo que lo hice yo, y abre tu corazón al hecho de que existen mujeres no monógamas que piensan exactamente lo mismo que tú. Es sólo cuestión de encontrarlas y aprender a conectar con ellas. Llegar a ese nivel de confianza te abrirá todo tipo de posibilidades: Colaboración en lugar de engaño, conversaciones fructíferas que satisfagan vuestros deseos y abundantes oportunidades para tener relaciones.”

 


 

 

Traducción no revisada de “Jugando Limpio. Poliamor para hombres que se relacionan con mujeres”, de Pepper Mint, por Miguel Vagalume, 2018. El título también podría cambiar. Autorizado por Editorial Melusina, que lo publicará en breve, Pepper Mint y Thorntree Press. Destacados en negrita no son parte del texto original. Título original: Playing Fair: A Guide to Nonmonogamy for Men into Women

playingfairok

 

1 Comentario a “El trauma no monógamo (“Jugando Limpio”, de Pepper Mint)”

  1. La cuarta palabra al principio debe ser “no-monogamia” en vez de “monogamia”.

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo