Selección de idioma

Somerville, la primera ciudad que reconoce las uniones de hecho poliamorosas

6 julio, 2020 a las 9:00/ por
somerville

Somerville es la primera ciudad en EEUU en reconocer las uniones de hecho para las relaciones poliamorosas. Puede parecer un pequeño paso el hecho de que sean uniones de hecho, y no una forma similar a la matrimonial (para quien la quiera), pero esa es la forma que han seguido los cambios legislativos en EEUU para el matrimonio igualitario, por ejemplo. Como dice “The SAGE Encyclopedia of LGBTQ Studies” al hablar de los decretos u ordenanzas locales de uniones de hecho:

“El reconocimiento legal de las relaciones entre personas del mismo sexo ["same-sex relationships"] comenzó a un nivel local y municipal con la aprobación de ordenanzas de uniones de hecho. Aunque esas ordenanzas fueron un paso significativo hacia el reconocimiento de las relaciones entre “personas del mismo sexo”, a menudo eran sobre todo simbólicas ya que otorgaban unos pocos derechos, porque sólo podían otorgar a esas uniones los derechos que se le permitía otorgar a los municipios. Las primeras ordenanzas se centraron en los derechos laborales y ofrecieron prestaciones como unión de hecho a personal laboral municipal”. Eso se completó con ordenanzas mas amplias que instauraban registros de uniones de hecho; la extensión de todos los derechos derivados del matrimonio a quienes tenían uniones de hecho; y en algunos casos ha significado que a proveedores municipales se les exigiera dar prestaciones a las uniones de hecho.

El término “domestic partnership” [unión de hecho, pero que podría traducirse por Estatus legal de convivencia o "sociedad doméstica"] fue acuñado en 1979 por el activista de derechos LGTB Tom Brougham“, que lo solicitó basándose en el derecho a la no discriminación por razón de orientación sexual, al ver que no se extendían a su hoy marido los servicios de salud que sí se daba a las parejas del resto del personal municipal.

La novedad de la ley de Somerville es que es una ley pensaba, explícitamente, para reconocer los derechos de los miembros de una relación poliamorosa, dándoles los mismos derechos que a las parejas que se casan, como derecho al seguro médico o hacer posible las visitas al hospital. Como dice el artículo de The New York Times entrevistando al concejal que lo propuso,

“La gente ha vivido siempre en familias que incluían más de dos adultos”, comentaba Mr. Scott. “Aquí, en Somerville, las familias son un hombre y una mujer, pero a veces son dos personas que todo el edificio cree que son hermanas porque han vivido siempre juntas, o a veces una tía y un tío, o una tía con dos tíos, criando a dos peques”.

[mr. Scott] comentó que conoce, por lo menos, a dos docenas de hogares poliamorosos en Somerville, que tiene una población de 80.000

“Esto es simplemente permitir que se dé ese cambio, permitiendo que la gente pueda decir “Esta es mi pareja y esta es mi otra pareja”, comentaba. “Tiene consecuencias legales, por lo que cuando uno de los miembros de la relación está enfermo, los dos pueden ir al hospital”.

El recorrido de la ley fue que Somerville preparaba una ley de uniones de hecho (que aún no tenía y sí tenían ciudades vecinas).  Cuando se estaba redactando la ley,

“Mr. Scott planteó la cuestión de que excluia a residentes con relaciones poliamorosas en Somerville al espeficar que las uniones de hecho o uniones domésticas eran “una entidad formada por dos personas”. El concejar que estaba redactando la ley, Lance Davis, la rescribió para permitir que hubiera más de dos miembros de la relación. Fue aprobada por unanimidad”

Cuenta Laverdadnoticias.com que “Una vez definido que una sociedad domestica se forma por personas también reemplaza “él y ella” por “ellos” y reemplaza “ambos” por “todos”. El alcalde Joe Curtatone firmó la ordenanza de sociedad doméstica en la ley municipal el 29 de junio después de que el ayuntamiento aprobó la ley el 25 de junio.”

 

Polyamory_pride_in_San_Francisco_2004

Polyamory_pride_in_San_Francisco_2004

Otro aspecto importante es que, en torno a la ley, a muchas reflexiones que encajan, precisamente, con todos los replanteamientos profundos que supone no hacer depender la idea de “hogar” o “familia” de quién se acuesta con quién. Como decía el artículo de The New York Times,

“Con esta ley, las uniones de hecho (domestic partnerships), sea grupos de dos o más, no se exigirá que tengan una relación romántica.

Miles Bratton, de 47 años, dijo que podría contemplar la posibilidad de formar una unión de hecho con Anne-Marie Taylor, de 43, a quien llama su “platónica compañera de vida”.

El cambio legislativo les permitiría comprar una casa juntas y compartir prestaciones, como el seguro médico, pero también tener relaciones románticas con otras personas, o, si quieren, añadir un tercer miembro con quien convivir [nesting partner]. Ms Taylor comentó que llevaba mucho tiempo pensando en registrarse como unión de hecho pero que habían desistido porque el lenguaje que se usa en su lugar de trabajo parecía requerir que tuviesesn una relación romántica” [para ampliar las prestaciones a su compañera platónica].

Lo bueno de la ley es que es muy flexible. Como comenta CNN,

“Davis recomendó ajustar la ordenanza para que los socios no tuvieran que vivir juntos o informar a la ciudad sobre el cambio de dirección.”

“Personas viven en relaciones poliamorosas y probablemente siempre lo han hecho. En este momento, nuestras leyes niegan su existencia y eso no me parece la forma correcta de escribir leyes en ningún nivel”, dijo Davis. “Esperemos que esto les brinde a las personas una base legal para debatir. Quizás otros sigan nuestro ejemplo”.

Curioso que haya tenido que ser una pandemia, y las medidas para combatirla, la que ha hecho que se replantearan el concepto de “relación”, que se aprobara para asegurar el acceso al seguro médico de la persona con quien tiene una relación. Como dice el artículo de laverdadnoticias.com,

“El problema surgió recientemente debido a la pandemia de Covid-19, ya que los residentes de Somerville que no están casados acudieron a los consejeros preocupados por no tener la posibilidad de visitar parejas enfermas en el hospital y la ciudad no tiene una ordenanza de asociación doméstica, dijo el concejal Lance Davis le dijo al Boston Globe. La ciudad es diferente a Boston, Cambridge y muchas otras ciudades de Massachusetts que introdujeron tales políticas antes de que el estado legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2004.”

Ese es un debate que se tiene desde hace mucho (5 años por lo menos) en los congresos NMCI: ¿la cuestión es ampliar a todas las relaciones los derechos que se reconocen a los matrimonios… o tiene más sentido convertir esos derechos en derechos humanos, independientemente de si se tiene una relación o no?.

 

somerville

¿Y por qué en Somerville?

Nada se da por casualidad. Somerville lleva tiempo en la prensa gracias a la visibilida de activistas de no monogamias. Aparecía un artículo en 2014 donde salían del armario varias relaciones poliamorosas en Somerville. En este momento (6 de julio de 2020) no se puede visitar la noticia porque debemos ser muchos miles quienes estamos compartiendo la noticia, y ha superado la capacidad del diario donde apareció la noticia.

Tienen muy cerca el grupo poliamor de Boston. En 2005 ya se reunía el “Boston Queer Polyamorous Women’s Group”. La prensa de Boston hablaba sobre el tema en 2010… Somerville está muy cerca de Canadá y Nueva York. Está al lado de Cambridge, donde está el famoso MIT (Massachusetts Institute of Technology). La ciudad ya había legislado a favor de las uniones LGTB en 2004. Una ciudad muy gentrificada desde hace pocos años, con una de las proporciones de artistas más altas de todo EEUU. Todo esto parece un caldo de cultivo apropiado para que se den esos cambios.

Hay otros antecedentes de situaciones similares, como la ley de economía común de Portugal, que aunque teniendo efectos similares, no se desarrolló explícitamente para hacer posibles las uniones poliamorosas. Y seguramente le viene a la memoria los casos de uniones similares en Colombia (que fue un acuerdo firmado ante notario), o en Brasil, donde tampoco se han aprobado leyes que lo protejan sino que, más bien, se aprovechan lagunas legales para hacer contratos ante notario.

 somerville

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo