Selección de idioma

¿Tú crees que la penetración es
tan importante como parece?

22 junio, 2015 a las 11:00/ por
Screen Shot 2015-06-22 at 01.04.35

En esta ocasión el post es una invitación para que, si te apetece, digas qué se te ocurre leyendo esa pregunta, dejando un comentario, sea con una línea, con tres, con un párrafo o con cuatro. Y es tal cual, la leéis:

 

“¿Tú crees que la penetración es tan importante como parece?”

 

Es parte de las tareas que nos ponen en el Master de Sexología que hago. En este caso, que hagamos esta pregunta en nuestro entorno y que recojamos las opiniones de manera anónima. Una vez nos comenten el objetivo, ideas y conclusiones, lo publicaré aquí para que nos valga como reflexión.
Mañana ya seguimos con el texto publicado en (h)amor.

 

 

14 Comentarios a “¿Tú crees que la penetración es
tan importante como parece?”

  1. Clara dice:

    No. Es un elemento más del acto sexual, que por desgracia ha sido elevado a «El» acto sexual, sin duda como parte del patriarcado en el que se desenvuelve nuestro entorno social. La importancia de la penetración en el imaginario sexual colectivo es una muestra del sometimiento de la sexualidad femenina a la masculina, y de que el ideario del sexo como actividad meramente reproductiva sigue vigente. Del mismo modo, la construcción del mito de la virginidad, asociada a la penetración vaginal y excluyendo otros actos sexuales, apuntala aún más la influencia de la penetración como expresión máxima del acto sexual, influencia que hay que deshacer ya que minimiza o anula el peso e importancia de otros actos y tipos de relaciones sexuales.

  2. Kris Linça dice:

    Personalmente no. El hecho que tenga problemas en conseguirla hace que la descarte como practica sexual.
    Por cierto: ¿Y la penetración anal, las felaciones etc?
    ¿Alguien quiere hablar de ello?.La penetración es una exigencia patriarcal. Como genero fluido me molesta mucho
    salir con gente que no acepte mi sexualidad “soft”.
    Espero que te sirva, Miguel… Salud y que nunca tengas sed. Kris.

  3. Xabier dice:

    Después de la respuesta de Clara, poco puedo aportar yo…
    Pues sinceramente para mi, cuantos mas años cumplo menos relevante es. Si, me gusta, me encanta. Pero hay cientos de cosas que me gustan, excitan, ponen, hacen volar… Pero ciertamente desde la sociedad, cultura, porno… siempre se ha asociado el sexo con la penetración, el imaginario sexual de esta sociedad esta totalmente asociado con meterla. Con todas las variables sexuales que tenemos al alcance. No, claramente no es tan importante, para nada!

  4. Jacky dice:

    Bajo mi punto de vista, la pregunta está sesgada, dando por hecho que la penetración (como pregunta Kris, ¿qué tipo de penetración?) tiene una importancia real, o como indica la cuestión, aparente. Para mi, por lo tanto, la pregunta ya está lastrada por un prejuicio pernicioso, pero me ha parecido interesante apuntar mi acercamiento hacia el trabajo de mi respuesta.

    Dentro de nuestros instintos más básicos, el de la reproducción humana está asociado a mantener relaciones sexuales bajo el binomio macho-hebra, siendo la cópula el medio con el que nuestra especie puede sobrevivir y salir adelante. Y para ello la penetración es un acto indispensable.

    Pero da la casualidad de que el ser humano no ha evolucionado como cualquier otro animal, sino que en algún punto la necesidad de supervivencia como especie ha quedado relegada (en mi opinión) a un segundo plano, por lo que el sexo, lejos de ser un instrumento de supervivencia, se ha transformado en un condimento lúdico de nuestra existencia.

    Por este motivo, tanto la penetración oral, anal, como cualquier otra motivación y acercamiento hacia el sexo cuyo fin no sea la reproducción (BDSM, caricias, estimulación mediante cualquier medio que no sea mediante pene-vagina) ha ido surgiendo como alternativas a la penetración vaginal clásica.

    Pero, afrontando ya la pregunta principal ¿por qué se le da tanto énfasis hoy en día? (y este hoy en día asociado a “julio de 2015 en un pais del Sur de Europa, en un hogar con conexión a internet”) por una parte quier creer que es por nuestra herencia genética, y por otra la de la autoimposición impuesta de un estilo de vida monógamo heterosexual. “Lucha por conseguir pareja, y COPULA, MALDITX” es lo que dicen los carteles de publicidad de gran cantidad de productos de consumo, en una vorágine falaz y distorsionada de lo que nuestra existencia actual es en realidad.

    Y como idiotas nos lo creemos.
    Si nos dejamos.

    Como idiotas compramos un coche, o una falda, o unos cosméticos, con la idea de encontrar una pareja con la que alcanzar el clímax monógamo, y poder decir a los demás “mirad, estoy dentro del sistema”. Y para ello, si no miramos a través del espejo, es imprescindible que un “todopoderoso falo” sea insertado en una “insegura vagina”.

    Sin embargo, el entorno en el que se mueve, D. Mosca, la mentalidad de su entorno no piensa de la misma forma que la “masa”, buscando una sexualidad alejada del cliché. Y en mi caso, disfruto “enormemente” de la penetración, en un sentido bidireccional (disfruto de penetrar, y disfruto siendo penetrado), pero eso no quita que considere que la idea de la penetración no es más que algo secundario, una idea que está ahí y que es placentera. Pero hay muchas otras formas de disfrutar la sexualidad, y cada cual tiene el deber como individuo de no dejarse avasallar por los mass-media, y alejarse del “penetracentrismo” para realmente descubrir la que sea su propia realidad.

    ¡Un saludo!

    • moscacojonera dice:

      Sí, desde luego soy consciente del sesgo que supone quienes opináis aquí, que ya opináis cosas distintas que cualquier otro sitio :-)

  5. Lolita dinamita dice:

    Pues yo calculo que mi chico me penetra alrededor de una de cada tres veces que tenemos sexo, y que yo al él le penetro (con los dedos, un dildo o, si se porta bien, con el strapon, que le encanta… jajaja) dos de cada tres veces. Es decir, que para nosotros sí, es bastante importante, aunque como ves, la mayor parte de las veces no es seguramente la penetración a la que te referías…

    Nunca en mi vida he tenido un orgasmo vaginal, me gusta que me penetren, me da mucho placer, pero sólo llego al orgasmo a través del clítoris. Y reconozco que me siento un poco rara, porque soy la única de mis amigas. Así que estoy deseando ver los resultados, a ver si no estoy tan sola…. :-))

  6. M dice:

    No, para nada. Si, absolutamente.

    Quiero decir… si hablamos de prácticas, no lo es, es una práctica más (que me puede gustar más o menos y por tanto la realizaré más o menos). Independientemente de que sea con la mano, con una polla, con un dildo, un pepino o-lo-que-sea y quienes estén implicadas.

    Pero las prácticas están condicionadas por la sociedad y todo lo que ha construido sobre ellas…

    Somos conscientes de todo el rollo patriarcal del falocentrismo que lleva al coitocentrismo. Pero esa presión por penetrar y ser penetrada y que la penetración sea satisfactoria en si misma, así como los mitos de la pérdida de virginidad, “el poder” de penetrar… existe y es importante. El morbo, el deseo… podemos deconstruirlo y construírlo y reconstruirlo… pero ahí está el punto en el que se nos ha socializado!

    Espero que te sirva!

    Van a flipar con tus respuestas!

  7. E dice:

    No.
    Quizá es que vengo de un inicio de sexualidad exclusivamente con mujeres, por lo tanto, mis prácticas nunca pasaban por la penetracion obligatoriamente .
    Cuando empecé a tener sexo con hombres me llamaba poderosamente la atención que con ellos había una coreografía establecida y que todo giraba en torno a su pene.
    Hay algunos (pocos) hombres con una visión diferente. Pero yo puedo vivir perfectamente sin penetración muchos meses y luego un día desearlo.

  8. pil dice:

    La pregunta me deja un poco en ascuas porque es demasiado genérica. Igualmente, mi respuesta sería: Depende.

    Si pensamos en una gran parte de la sociedad es súper importante, en realidad, para ellos lo es todo. La cultura del falo que conlleva cultura de penetración está tan arraigada que para muchos no hay otra posibilidad de placer sexual.

    Si miramos otras formas de pensar, y donde me incluyo, para nada la penetración es algo importante aunque pueda ser practicado debido a su morbo o deseo. Es una parte más del juego sexual, pero que puede ocurrir o no, dependiendo mucho de que los participantes de ese juego realmente les parezca placentero.

  9. Jam dice:

    Uy que llego tarde!
    Pues no no es tan importante la PENEtracion desde mi doble o triple prespectiva.

    Como miembro de una pareja hombre/mujer, pues no, no lo és. Digamos que 1 de cada 2.

    Como pareja liberal, pues no, desde el inicio nos ha gustado el intercambio suave o mejor definido en frances, el melangisme, sexo sin penetracion exceptuando a tu pareja.

    Y como bisexual, pues no, no disfruto del sexo anal como pasivo, y tampoco es mi objetivo ser activo con hombres.

    (pero si hablamos de digitracion, o los juegos manuales la cosa canvia… ;)

  10. Sedaris dice:

    No me he leido los comentarios anteriores en profundidad pero ciertamente de primeras pense en penetracion vaginal. Para mi no lo es, otras penetraciones si son importantes para mi.

  11. Silvia dice:

    Pues después de muchos años de relaciones estables con chicos y eventuales con chicas (más por que ha venido así que por elección) me encuentro ahora con que, al estar de una manera más estable con una chica, mi imaginario sexual ha cambiado mucho. La penetración sigue siendo importante, porque la disfruto mucho, pero el abanico de prácticas es mucho más amplio, el sexo no se reduce a algo centrado en la penetración, es mucho más antes, mucho más después y la penetración ha pasado a formar parte de un todo mucho más amplio. No se si me explico… :D

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo