Selección de idioma

Salir del armario BDSM (1)

13 octubre, 2012 a las 11:00/ por
Screen Shot 2012-10-12 at 22.21.25

El jueves pasado fue el día de salida del armario. Y hay dos armarios que siguen llenos de gente: El armario bisexual y el BDSM. Hoy traduzco el artículo de la wiki sobre BDSM (Sólo el apartado de salir del armario. Mañana la segunda parte, es muy largo).

Algunas de las personas que se sienten atraídas por algunas de las situaciones normalmente agrupadas bajo el término BDSM llegan a un punto en el que deciden salir del armario, aunque muchas personas sadomasoquistas se mantienen en el armario. A pesar de eso, según una encuesta1, entre el 5 y el 25 por cierto de la población de EEUU muestra afinidad por el tema. Aparte de un par de artistas prácticamente no hay personas famosas que sean conocidas públicamente como sadomasoquistas.

El conocimiento público del estilo BDSM que lleva una persona puede tener un efecto devastador en su profesión y entorno social (persona non grata) para lxs sadomasoquistas. La razón de esto está según varias fuentes en la falta de publicidad que eduque al público, exacerbado por un tratamiento morboso y sensacionalista de los medios de comunicación.

Dentro de los círculos feministas la discusión se ha dividido en dos terrenos: Quienes ven el BDSM como reflejo de la opresión (por ejemplo, Alice Schwarzer) y, por otro lado, feministas pro-BDSM, a menudo agrupadas bajo la etiqueta de feminismo pro-sexo [sex positive feminism] (ver Samois); el origen de ambas se puede seguir hasta los años 70.

Algunas feministas han criticado el BDSM por erotizar el poder y la violencia, y por reforzar la misoginia. Argumentan que las mujeres que practican BDSM están haciendo una elección que al final es mala para las mujeres.Las feministas que defienden el BDSM argumentan que las actividades BDSM consensuadas las disfrutan muchas mujeres y que reconoce las inclinaciones sexuales de esas mujeres. Argumentan que las feministas no deben atacar los deseos sexuales de otras mujeres como “anti-feministas”, y señalan que no hay conexión entre las conductas sexuales no-convencionales consensuadas y los delitos sexuales. El principal argumento del feminismo es que da a cada mujer la capacidad de elegir en su vida; eso incluye el deseo sexual. Mientras que algunas feministas radicales sugieren que hay conexión entre el BDSM consensuado y la violación no-consensuada y abuso sexual, las feministas pro-sexo tienden a encontrar esto insultante para las mujeres.

Se menciona a menudo que el BDSM, los roles no dependen del género, sino de las preferencias personales. Varios estudios sobre la correlación entre la pornografía BDSM y la violencia contra las mujeres se podrían resumir en que no hay correlación entre ambas. Japón es un ejemplo útil: Un país que tiene la tasa más baja de crímenes sexuales de todas las naciones industrializadas al mismo tiempo que es bien conocido por una pornografía muy completa en el BDSM y el bondage. (…) En 1991 un estudio transversal llegó a la conclusión de que entre 1964 y 1984, a pesar del aumento de la cantidad y disponibilidad de pornografía sadomasoquista en EEUU, Alemania, Dinamarca y Suecia no hay correlación con el número nacional de violaciones.

1 ^ Janus, Samuel S. / Janus, Cynthia L., 1994 The Janus Report on Sexual Behavior, Wiley, New York, ISBN 978-0-471-01614-4

No hay comentarios todavía

Dejar una respuesta

Mensaje:

logo_lateral
 

Archivo